lunes, 21 de noviembre de 2011

Seminario Militante: Anarquismo en Colombia. / Treceava Sesión del viernes 18 de noviembre/ Cuarto Bloque: El Resurgimiento Ácrata. / El Proyecto Cultural Alas de Xue PCAX y el Anarquismo en los 90s / Por: Paola


 El Proyecto Cultural Alas de Xue (PCAX), fue una iniciativa de estudiantes universitarias libertarias, con una apuesta y un trabajo político enmarcado en la idea de consolidar y difundir los  principios anarquistas aterrizados en la realidad colombiana. El grupo nacio, en 1988 al interior de la Universidad Pedagógica Nacional UPN, luego tendrán acogida en otras universidades e instituciones educativas del país como la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, la Universidad Nacional de Colombia, la Escuela Superior de Administración Pública,  en Bogotá, y la Universidad de Córdoba y la Universidad Popular del Cesar en la Costa Atlántica. Así mismo intentarán tener incidencia en otros sectores y movimientos sociales logrando articulase con algunos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta y del departamento del Cauca y con la anarcosindicalista Asociación Internacional de Trabajadores (AIT).[1]

Alas de Xue iniciaría bajo el interés particular de: “reflexionar sobre formas de organización, desde el pensamiento libertario que superaran las viejas estructuras verticales y autoritarias de los partidos y los grupos políticos”[2], para ello editaron una revista de opinión crítica en donde se discutían los temas de la realidad nacional y a la que llamaron “Convergencia Intelectual”, luego emprenderían otras acciones de corte más social y menos academicista relacionadas con la coyuntura del movimiento estudiantil y el movimiento indígena, poco a poco y durante sus diez años de existencia se fueron consolidando como una alternativa libertaria y cultural en la lucha social colombiana.

Antecedentes
En su libro Una historia del anarquismo en Colombia: crónicas de la utopía, Alas de Xue reconoce que un elemento importante para el nacimiento de esta organización fue la participación de varios de sus integrantes en un colectivo de trabajo de la Universidad Pedagógica Nacional, llamado Grupo de Acción Estudiantil (GAE), que un sector de sus integrantes consideraba Grupo Anarquista Estudiantil. EL GAE contaba con aproximadamente quince miembros, su trabajo era sobretodo estudiantil y no tenían una identidad política homogénea, no existen muchos registros de este grupo debido, tal vez a que su incidencia y trabajo no salía de la Universidad Pedagógica Nacional y a que duro solo cinco meses, su disolución es documentada ampliamente por Alas de Xue a manera de anécdota:

 “¿Y quién es Bakunito?

(…)Herencia del GAE, donde se combinaban los diferentes idearios del socialismo: Lenin, Marx, Trotsky, Mao, y desde luego Bakunin y Kropotkin. La acción no daba lugar a los interminables debates ideológicos de otros grupos estudiantiles. En alguna de las asambleas surgió la idea de elaborar un periódico mural, el nombre seria: Bakunito informa.

El lanzamiento se preparo (…) de alguna manera uno de los entusiastas activistas pregunto ingenuamente ¿y quién es bakunito? tod@s se miraron (…) y desde el fondo del pasillo se escucho una voz orgullosa “Bakunin fue uno de los más importantes pensadores anarquistas!. ¡Anarquista! Gritaron vari@s en coro, corrió el desconcierto, miradas angustiosas, manos sudorosas, la frase mágica había sido pronunciada. El anarquismo era hasta ese momento, para los demás grupos políticos, sinónimo de desorden, tal vez por esa razón la desbandada fue general (…). A partir de ese momento l@s miembr@s del GAE iniciaron un acelerado proceso de formación política, ese fue el motivo de su disolución (…)”[3]

La cita anterior es importante no solo porque relata la manera como termina el GAE y surge de alguna manera la idea de formar un nuevo colectivo, sino porque nos revela la concepción que Alas de Xue tuvo frente al sectarismo y el dogmatismo, de esta experiencia y otras muchas surgirán uno de sus principios y principales banderas: “Construir el PCAX es concebir la teoría desde una perspectiva que supera la ideologización y el doctrinarismo, concibiéndola como instrumento revolucionarios que sirva para fortalecer y desarrollar el movimiento y no para dominarlo (…)”[4]

Nacimiento y consolidación:
Como lo decíamos anteriormente, el PCAX nace en el año 1988 al interior de la Universidad Pedagógica Nacional, su nombre significa “La libertad del sol” (Alas que simboliza la libertad y Xue el sol en idioma Chibcha), escogen este nombre porque se identifican con los principios anarquistas y porque además les parece importante: “autodescubrir nuestra identidad y nuestras cotidianas formas de resistencia, este proceso supone un deseo de construcción dentro de la diversidad cultural, el hecho diferencial hace que busquemos respuestas desde nuestras raíces, sin desconocer los aportes solidarios de la cultura de otros pueblos”.[5]

El primer proyecto al que se enfrentan es la edición de una revista critica en donde se discutieran los diversos temas de la realidad nacional; “Convergencia Intelectual” fue ese primer paso que dio el PCAX, un proyecto muy académico que desaparecería muy pronto para dar paso a la vinculación directa con diferentes sectores y movimientos sociales.
Después de la revista Alas de Xue empezó a vincularse directamente con el movimiento estudiantil de la época, en 1989 dan a luz a un nuevo “Candelario Académico” que criticaba la falta de compromiso de las directivas, profesores y estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional y que describía semana por semana los diferentes acontecimientos y actitudes que se presentan en un semestre académico (semanas de inducción, ausencia de profesores, paros, movilizaciones, etc.). Alas de Xue, participo en reiteradas ocasiones en las diferentes “confrontaciones callejeras” o tropeles que se hacían en algunas universidades públicas de la ciudad, y en su libro dedican varios de sus capítulos para explicar y reivindicar su partición en estos espacios.  Sobre  esto: “Cumplidos los rituales de rigor (…) nos disponíamos a realizar nuestro primer tropel. El alza de las matriculas llevaba a la UPN a un acelerado proceso de privatización al cual deberíamos hacer frente (…) a partir de ese tropel, y de muchos  otros, comprendimos que es posible la búsqueda de la libertad individual solo si la conquistamos colectivamente.”[6]

Uno de los grandes aportes del PCAX al movimiento estudiantil fue sin duda la convocatoria que hicieron  a tres pre-encuentros regionales de estudiantes y que dieron como resultado el gran Encuentro Nacional de Estudiantes, que contó con la participación de unos 600 estudiantes de todo el país reunidos durante 6 días (del 1 al 6 de junio de 1992) según Alas de Xue era la primera vez en la historia de Colombia que un colectivo de tendencia anarquista convocaba a un evento de carácter organizativo en lo estudiantil. El encuentro dedico gran parte de sus discusiones al tema de la conquista y colonización de América, aprovechando la coyuntura en la que se estaba (la celebración de los 500 años del descubrimiento “invasión” de América), de igual manera se planteo la necesidad de transformar la escuela como un espacio privilegiado para “la negación sistemática del pasado histórico, la erosión de los conocimientos tradicionales y de las formas de pensamiento propio, la desvalorización constante del medio ambiente, la continua pérdida de los valores culturales, el quiebre de cosmovisiones propias, y la implementación de la ideología del modernismo y del pensamiento occidental como única opción civilizadora.”[7]

En este mismo año, Alas de Xue emprendió otro proyecto en articulación con otros grupos; la edición de un periódico de contenido y orientación libertaria llamado Biófilos. Prensa del pensamiento libertario en Colombia, “Biófilos se convirtió en un foro de debate permanente, de carácter asambleario y anti-autoritario permitió una dinámica muy crítica pero siempre asumida con gran solidaridad y respeto”.[8] El periódico solo logro sacar cinco ediciones sin embargo conto con la participación de personajes importantes para el anarquismo en Colombia como Leopoldo Múnera, Iván Darío Alvares, entre otros. Alas de Xue trabajo mucho el tema del quinto centenario del descubrimiento de América, fue gracias a este tema como empezó a articularse con los demás movimientos y sectores sociales, verbigracia con la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) con quienes emprendió la “Campaña de Autodescubrimiento de Nuestra América” en donde realizaron varias conferencias, charlas, video-foros, coloquios, y participaron en las dinámicas amplias del movimiento[9].

En ese mismo sentido el PCAX trabajo junto con varias organizaciones (MAIS-Mancomunidad América India Solar, Karibia, Cultura y Democracia y Coordinadora de Grupos Ecológicos)  en un proyecto llamado Asamblea Amerikua Vive, y que tenía como objetivo principal rescatar el pensamiento y las tradiciones autóctonas a partir de diferentes actividades culturales (música, poesía, cuentearía y teatro) que tenían como escenario los barrios populares de Bogotá; de igual manera con este proyecto se realizo una gran movilización “la comparsa de los espejos” que llego en buses oficiales de la UPN hasta la embajada de España, allí y como acto central  dejaron tirados un centenar de espejos (¡Que nos devuelvan el oro, aquí están sus espejitos”[10]), se rayaron algunas paredes y se gritaron varias y acaloradas consignas. Una de las actividades que más se recuerdan y que tenía que ver directamente con la celebración del quinto centenario  fue el boicot contra el lanzamiento de la comisión del V centenario en la entrada del Palacio de Nariño, en esta ocasión intentaron recuperar todas aquellas tradiciones indígenas y afros,  a partir de ellas se contó la historia de los y las oprimidas, de los y las de abajo y se desmintió la idea que estaba difundiendo la comisión de entender el descubrimiento como encuentro entre dos mundos.

Así mismo, el PCAX intento acompañar y solidarizarse con las luchas de los pueblos indígenas colombianos, en especial con los que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta (u´was, wiwas, koguis, arhuacos), según Alas de Xue la relación que existe entre el pensamiento y las practicad anarquistas con el pensamiento y prácticas de los pueblos indígenas es directa y muy evidente, por ello deciden acompañarlos en sus luchas y en su vida cotidiana, en este ejercicio se encuentran con prácticas que ellos identifican como libertarias; vocación antimilitarista, organización asamblearia, socialización del conocimiento, ecología social comunitaria y sobre todo el apoyo mutuo. Es tal su admiración por dichos pueblos que llegarían a escribir lo siguiente: “Luego de ver las estrechas relaciones entre el pensamiento y prácticas del anarquismo y el pensamiento y práctica de los pueblos indígenas, intentaremos continuar ese viaje iniciado por el geógrafo anarquista Eliseo Reclus quien en 1855 visita la Nueva Granada y queda sorprendido con los pueblos que habitan la Sierra Nevada (…) la sorpresa por encontrar practicas y pensamientos anarquistas, sin afirmar que son sociedad ácratas, no deja de asombrarnos, iniciemos pues el viaje.”[11] Más adelante cuando el PCAX asista a la VI Congreso de la Internacional de Federaciones Anarquistas en 1997 se les cuestionará esta forma de concebir las prácticas y pensamientos indígenas y su relación con el anarquismo.

Otro de los eventos importantes que lidero Alas de Xue fueron las Jornadas Libertarias “Mayo del 68, Colombia del 98” en Bogotá (1998), para estas jornadas se planteo abordar dos temas; el académico y el organizativo, sin embargo por cuestiones de tiempo solo se tarto el primero. Estas jornadas contaron con la participación de varias organizaciones internacionales (México, Brasil, España, Venezuela), y de diferentes regiones del país, se trataron temas como el antimilitarismo, la insumisión y objeción de conciencia al servicio militar, la historia del anarquismo, la ecología, el arte como capacidad creadora, los nuevos movimientos sociales, el anarcosindicalismo, la cuestión degenero, entre otros. En cuanto a la coordinación entre los grupos se desarrollaron algunas propuestas de acción como la elaboración de un disco antimilitarista, jornadas libertarias por los derechos humanos, la creación de una librería auto gestionada, entre otras.

Por último, Alas de Xue realizo varios talleres en colegios, sindicatos, comunidades indígenas, asociaciones de vecinos, juntas de acción comunal que giraban alrededor del tema de los derechos humanos y el quinto centenario del descubierto de América, lo que les ayudo a tener más experiencias en el trabajo con la comunidad y los diferentes sectores sociales y a dejar de lado sus prácticas academicistas.

Vínculos Internacionales
“Nuestro compromiso internacional luego del XX congreso de la AIT nos lleva a buscar otros horizontes de acción, a pesar de ser reciente la decisión de explorar algunas organizaciones internacionales con las cuales coincide nuestro pensamiento como son la IFA y la AIT. Estas experiencias se iniciaron con la participación en las jornadas internacionales libertarias de 1992 en Madrid, donde se presentaron tres ponencias, luego se ha venido participando en certámenes de carácter internacional como XX Congreso de la AIT en 1996, el II Encuentro por la humanidad y contra el neoliberalismo, celebrado en 1997. Se han venido desarrollando giras en Alemania (1997), Italia (1996), Francia (1996), y España.”[12]

Como queda explicito en la cita anterior, Alas de Xue intenta vincularse internacionalmente en los últimos años de existencia, con resultados importantes (en el VI Congreso de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA) por ejemplo, fue una de las dos organizaciones que se presentaron por América Latina), su vinculación a la Asociación Internacional de Trabajadores a partir del XX Congreso de la asociación en donde quedan incluidos en la estructura orgánica bajo la categoría de “amigos de la AIT”, es en este espacio donde tienen experiencia directa con el sindicalismo internacional y en donde empiezan a difundir los ideales y principios libertarios.

El PCAX participó en un importante evento a nivel internacional que le di la oportunidad de darse a conocer y relacionarse con otras organizaciones anarquistas; el VI Congreso de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA) en Lyon, Francia (1997), en este congreso se expusieron las actividades, dificultades y diferentes trabajos que tenía cada organización, luego y como segundo momento, se debatió acerca del funcionamiento de la IFA: “(…) Hoy a la hora en que el capitalismo mundial mas se estructura, las anarquistas organizados seguimos con la convicción de que solamente la coordinación internacional nos puede conducir a la emancipación social que deseamos (…) conscientes de un mínimo de coherencia para desarrollar acciones comunes, nuestra base de reagrupación se sitúa claramente en el terreno anti capitalista, y anti estatal en el seno del movimiento obrero y campesino, en su sentido más amplio[13].

Es en este congreso y cuando Alas de Xue habla de su idea del anarco-indianismo (donde el elemento central es la recuperación de la cultura, pensamiento y prácticas de los pueblos indígenas que según el PCAX recoge pensamientos y practicas libertarias), cuando reciben algunas críticas de parte de algunas organizaciones internacionales que cuestionan la idea del anarco-indianismo, dichas criticas estuvieron dadas en las discusiones del congreso y se resumen en cuatro preguntas: “¿Cuando se habla de pensamiento indio, se da por hecho que entre ellos ni existen tiranos?, la igualdad y la lucha por la libertad son valores universales, ¿qué más da que sea fruto del pensamiento indio o del accidental?, al reivindicar cada cultura y cada nación india, ¿no se está{a cayendo en otro tipo de nacionalismo?, ¿no se trata más bien de buscar aquello que culturalmente nos une en la lucha contra todas las formas de explotación?”[14]

Programa y principios del PCAX
El PCAX estuvo trabajando en la consolidación de lo que ellos llamaron una carta de principios y la identificación de las líneas de acción de la organización; en dichos documentos Alas de Xue se perfila como una organización libertaria, de corte anarco-indianista, sin embargo lo anterior se combinara con el anarcosindicalismo (cuando entran a la AIT) y con el anarquismo de síntesis (con el VI Congreso de la Internacional de Federaciones Anarquistas.

Alas de Xue trabajaba principalmente y tenía incidencia en el movimiento estudiantil, indígena y de los y las trabajadoras; sus líneas de acción giraron alrededor del acompañamiento a diferentes organizaciones sociales, la difusión del ideario libertario, los eventos y actividades académicas, así como el trabajo en los barrios populares y en las universidades públicas de la ciudad.

Líneas de Acción[15]:
·         Acompañamiento a las organizaciones sociales y populares en la búsqueda de nuevas alternativas de acción y organización orientado por los principios libertarios.
·         Recuperación histórica de los hechos y personas que han contribuido a las luchas populares, pero que han sido intencionalmente “borrados” de la historia “oficial”.
·         Participación en encuentros de carácter académico donde presentamos nuestras reflexiones y las confrontamos con otras formas de pensamiento.
·         Participación junto con otros sectores sociales en campañas y jornadas de denuncia, protesta y movilización.
·         Difusión del Ideario Libertario y más recientemente del Anarcosindicalismo.
·         Talleres y videos-foros sobre temas libertarios como la insumisión, el movimiento okupa, antimilitarismo, objeción fiscal, el movimiento libertario en diferentes países y movimiento anarco-sindicalista.
·         Capacitación a organizaciones populares sobre Derechos Humanos.
·         Denuncia permanente de las condiciones de injustica e impunidad que vive Colombia.

Principios Políticos[16]:

·         Búsqueda plena de la realización humana sólo alcanzable desde la libertad.
·         Soberanía en los terrenos político, económico y social.
·         Democracia real o directa, acción directa y autogestión.
·         Renovación ética con valores y objetivos al estilo de movimientos igualitarios, humanistas, ecológicos y libertarios.
·         Desarrollo ecológico que armonice seres humanos y naturaleza en la que se concreticen los deseos de paz y libertad inherentes al ser humano.
·         Recuperación de la autonomía, en la soberanía personal, mediante una práctica orientada a devolver el poder, la riqueza social, los conocimientos y los instrumentos de defensa a su único dueño: el pueblo.
·         No partidos, no vanguardias. Labor del pensamiento desde una óptica popular rechazando las vanguardias, dirigencias y partidos.
·         Superar la ideologización y el doctrinarismo.
·         Desarrollar una praxis con elementos de naturaleza alternativa (comités o asociaciones).


[1] Colectivo Alas de Xue. Una historia del anarquismo en Colombia: crónicas de la utopía. Crónica de una utopía (apuntes, momentos y páginas selectas para una historia del movimiento libertario americano) Nossa y Jara, Colectivo Alas de Xue, Fundación Anselmo Lorenzo y Jara, Madrid 1999.
[2] Ídem.
[3] Ídem.
[4] Ídem.
[5] ídem.
[6] Ídem.
[7] ídem
[8] ídem
[9] ídem
[10] ídem
[11] Ídem.
[12] Ídem.
[13] ídem
[14] ídem
[15] Ídem.
[16] ídem

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada